Cómo catar el vino

Aunque muchos simplemente asumen que la degustación de vinos consiste en sorber, agitar y tragar, se sorprenderían al descubrir que en realidad es un poco más que eso. La cata de vinos, de hecho, es más que un arte, un arte que se utiliza para distinguir el sabor de los vinos finos. El vino puede ser una bebida sabrosa y refrescante si se almacenó y envejeció correctamente.

Cómo catar vinos de la forma correcta

COMO HACER UNA CATA DE VINOS DIVERTIDAOrganizar o asistir a eventos de degustación de vinos puede significar una gran experiencia y mucha diversión, aunque muchas personas optan por no asistir por miedo, por no saber qué hacer o qué esperar. No hay grandes misterios en la cata de vinos, pero hay algunas cosas que siempre debes recordar.

Aunque la cata de vinos sea un arte, no obstante, los catadores de vino expertos siguen algunas pautas y reglas generales de buena práctica para juzgar qué tan bueno es un vino.

Estas técnicas básicas pueden ayudarte a sacar el máximo provecho de tu propia cata de vinos en casa, siempre que las sigas y a aprender cómo resaltar el sabor, aroma y matices del vino.

Mirar

Después de descorchar la botella y verter el vino, lo primero que hay que hacer es mirar el color. Es lo que se conoce como fase visual. Siempre debes comenzar vertiendo el vino en una copa catavinos transparente e incolora, que permite examinarlo mejor, y luego tomarte unos minutos para observar el color. El color nos informa acerca de la estructura del vino, carnosa o ligera. También debe haber un mantel o fondo blanco sobre la mesa para ayudar a ver el color del vino más claramente.

En cuanto al color, los vinos blancos no son blancos, sino amarillos, verdes o marrones. Los vinos tintos, por su lado, son normalmente de color rojo pálido o marrón oscuro. El vino tinto mejora con la edad, mientras que los blancos se vuelven más rancios al envejecer.

Oler

Los olores juegan una parte integral del proceso y tiene un gran impacto en el sabor así que sabrás mucho más del vino oliéndolo primero. El vino tiene un aroma bastante intrigante, lo que ayuda a resaltar el sabor por el que el vino es tan conocido.

La fase olfativa consiste en captar el olor y aromas del vino para lo cual debes seguir dos pasos. Debe comenzarse con un breve olor para tener una idea general del vino y extraer los aromas más sutiles. Luego, aspirar el olor forma profunda y prolongada. Este olor más profundo debería permitirle tomar el sabor del vino.

Los catadores de vino más experimentados prefieren sentarse un poco y pensar en el olor antes de probar el vino. Y una vez olido el vino, esperará unos minutos para sentir el olor y pensar en el vino que está catando.

Probar

COMO CATAR EL VINO

Por último, pero no menos importante, es probar el vino. La degustación de vinos comienza con el movimiento. Si has estado en algún curso de cata, te habrás fijado cómo los catadores de vino más experimentados hacen girar su vino en el vaso antes de probarlo. Aunque puede parecer extraño, girar ligeramente el vino en realidad ayuda a resaltar el sabor.

La mayoría de los vinos han envejecido en botellas durante largos períodos de tiempo, a veces incluso años. Cuando el vino gira en el vaso, el remolino liberará los sabores y los sacará cuando se pruebe el vino.

Tanto la parte frontal como la parte posterior de la lengua contienen papilas gustativas que pueden detectar alimentos y líquidos amargos, salados o dulces, sin ningún problema, pero ninguna tiene una sensación distintiva en el gusto.

Por eso, para obtener el sabor adecuado del vino, el catador debe agitarlo en su boca y permitir que sus papilas y sentido del olfato resalten los sabores únicos y finos del vino. Los catadores de vino de todo el mundo te dirán que probar el vino tiene más que ver con el sentido del olfato que con las papilas gustativas reales.

Por eso, si quieres saborear correctamente el vino, primero debes tomar un sorbo, agitarlo en la boca para obtener el sabor y luego tragar. Una vez que agitas el vino en tu boca, resaltarás los sabores ricos y audaces del vino. Después de tragar, podrás distinguir el sabor posterior del vino y el sabor general.

Usar una copa catavinos

Una vez que hayas mirado el vino, lo hayas olido y, finalmente, lo hayas probado, estarás en condiciones de evaluar el vino desde el punto de vista de un catador. Y si quieres hacer una cata de vinos en condiciones, ya sea en casa o a domicilio, asegúrate de utilizar para ello la copa catavinos adecuada. Esta es la forma más fácil de determinar la calidad del vino y si ha sido almacenado o envejecido adecuadamente. Al igual que con todas las cosas de la vida, cuanto más experiencia vayas adquiriendo, mejor podrás distinguir los sabores únicos.