¿Vasos blancos y opacos en el lavavajillas? La solución

Algo que ocurre a menudo y que estropea el completo disfrute de tomar una copa de vino es cuando, aunque las copas estén limpias, se ven muy veladas, blancas u opacas. En algún momento u otro le ha ocurrido a algunas piezas de nuestra vajilla pero, probablemente todos estemos de acuerdo en que hay algo que resta valor a un vaso opaco, manchado o blanquecino.

Antes de que decidas deshacerte de tus copas con la idea de que el empañamiento es inevitable o invertir en un conjunto de copas de bajo costo  para deshacerse de ellas cuando llegue el momento, hay algunas cosas que puede hacer.

Sigue leyendo si quieres saber cómo prevenir el empañamiento y devolver el brillo glorioso a tus vasos y copas de vino brumosas que te traigan recuerdos de cuando las compraste por primera vez.

Por qué se estropea el cristal en el lavavajillas

Hay quien piensa que está perfectamente bien colocar copas de vino en el lavavajillas. De hecho, algunas de estas máquinas incluso tienen secciones especiales en la rejilla superior para sostener los tallos de la copas de vino y mantenerlos en su lugar.

Pero todos sabemos que nunca se debe poner el cristal delicado en el lavaplatos, por lo que asumiremos que los soportes de vástago son para vasos de uso diario. Mi lavavajillas los tiene y aún no lo he empleado para lavar copas de vino (más abajo os explico uno de los motivos más).

Pero, ¿Por qué los vasos y copas de cristal salen blancos del lavavajillas? Estas son algunas razones:

  • el detergente para lavavaillas tiende a ser mucho más áspero y abrasivo y puede grabar tus copas de vino haciendo que se empañen con los repetidos lavados, sobre todo con programas de ciclo largo.
  • La dureza del agua
  • Exceso de cal
  • la temperatura en una lavavajillas puede llegar a ser tan alta que, de hecho, puede hacer que se rompa una copa. Los restos de cristal pueden obstruir el filtro y originar acumulaciones de cal.

Cómo limpiar las copas de cristal blanquecinas

El mejor método para lavar copas de vino es bastante simple. Debes hacerlo a mano, especialmente porque deberías poder simplemente enjuagar las copas para limpiarlas. Además, debes tener en cuanta que cualquier cosa que impregne el cristal afectará negativamente al sabor del vino. Estas son algunas de las cosas a considerar:

  • Primero, es importante que recuerdes usar agua tibia y no agua caliente.
  • Debes evitar a toda costa cualquier agente de limpieza abrasivo
  • Si sientes la necesidad de usar jabón, lo mejor es usar solo jabón líquido suave para platos. Recuerda nunca usar esponjas y paños para fregar, y enjuagar bien los vasos o el jabón dejará depositada una película que se empañará con la acumulación y el tiempo y, por lo tanto, anulará nuestro propósito.
  • No debes retorcer el tallo ni el tazón de las copas mientras las sujetas con fuerza.

Si has cuidado con mino tus copas, las has lavado a mano y, aún así, encuentras que están empezando a empañarse, todavía no hay por que desesperar. Puedes poner las copas en remojo en vinagre blanco durante dos o tres horas. Luego lávalas con agua tibia y jabón líquido suave para platos y repite el proceso de remojo utilizando limón esta vez, si fuese menester, para eliminar el residuo restante y el olor a vinagre. Puede ser un proceso lento, pero valdrá la pena si al final consigues unas copas que se ven brillantes.

Y cuando vayas a guardar las copas, busca un lugar accesible pero a salvo del polvo y la suciedad. Coloca las copas sobre un paño suave boca abajo, no las apiles. Y deja un espacio prudente entre ellas para que no se golpeen.

Vasos y copas siempre brillantes

Más vale prevenir que curar así que, si no quieres estar cuidando permanente de tu cristalería, puedes echar un vistazo a nuestro catálogo de Vasos y Copas de Tritan®. Se trata de un plástico de última generación ligero,  irrompible, libre de Bisphenol A (BPA) y con resistencia similar a la del acero.

Su resistencia química y su solidez ante choques térmicos hacen nuestras copas aptas para el congelador y el microondas. Pero es que, además, te da la posibilidad de lavar tus copas de vino en el lavavajillas sin que se deterioren ni su brillo ni su transparencia.

El Tritan® es completamente apto para estar en contacto directo con comidas y bebidas. Y, además, tiene la gran ventaja de no retener olores ni sabores.