Vino caliente especiado para Navidad

Vino calienteBueno, parece que ya está enfriando. No más barbacoas, no más días de descanso junto a la piscina o la playa bebiendo un delicioso vino blanco o sangría. Ni conducir con las ventanas abiertas y sentir la brisa en el cabello, o hacer picnics en el parque.

Ahora, en cambio, te ves rastrillando las hojas, abrigándose con bufandas y suéteres y repensando viajes innecesarios fuera de casa por causa del frío. Pero no todo está perdido, supongo.

Puede que sea el momento de cambiar nuestros trajes de baño en bikini por ropa interior larga y retirar nuestras barbacoas por otro año, pero ahora podemos alegrarnos: ¡la época del año para el vino caliente mientras nos acurrucamos frente al fuego está aquí!

Qué es el vino caliente con especias

El vino caliente especiado es una bebida alcohólica de gran tradición en Europa hecha de vino tinto al que se añade varias especias, frutos secos y cítricos para aromatizar. Generalmente se sirve caliente. Suena perfecto para esa fría noche de invierno, ¿no?

Sin embargo, un hecho poco conocido es que el vino caliente no se creó originalmente como una alternativa cálida y festiva al tinto normal. Más bien, este vino especiado fue creado como una forma de hacer que el vino tinto tuviera mejor sabor en un momento en que expiraría y se volvería rancio bastante rápido. La adición de una combinación de miel y especias ayudaba a enmascarar el sabor y, por lo tanto, permitía recuperar el vino para ser consumido.

Ingredientes de los vinos calientes

Hay una gran cantidad de recetas online y libros de cocina que sugieren la manera perfecta de hacer vino caliente. Aunque pueden incluir una infinidad de especias, sin embargo, la mayoría de los vinos calientes incluyen los mismos ingredientes básicos: naranja, nuez moscada, canela, clavo y un edulcorante como la miel o el azúcar.. además del vino tinto, claro.

A algunos les gusta agregar brandy, coñac o Grand Marnier para fortificar sus vinos calientes mientras que otros le dan un toque de menta con un bastón de caramelo o dos.

Y por si fuera poco, cada país tiene su propia receta de vino caliente con su nombre distintivo: vin chaud, mulled wine (Reino Unido), Gluhwien (Alemania), grzane wino (Polonia), Glögg (Escandinavia), Forralt bor (Hungría), greyano vino (Bulgaria) y vin brulé (Italia), por mencionar algunos.

Glühwein, el vino caliente alemán

Glühwein es el nombre que se le da al vino caliente macerado en Alemania, donde los mercados navideños son muy comunes. El mercado de Dresde es el más antiguo y el más grande y lleva celebrándose anualmente más de 700 años. Una buena manera de experimentar el efecto completo del mercado es traer a un amigo y algunas bolsas de compras, y simplemente dejar que tus sentidos te guíen hasta que sienta que es hora de detenerse para tomar Glühwein.

Receta de vino caliente especiado

¿Qué receta es la mejor para usar? Bueno, la variedad de ingredientes y especias involucradas va a depender de tus gustos ya que no existe una receta específica. Comúnmente, es una combinación de cítricos, canela, nuez moscada , anís estrellado, clavo , cardamomo y jengibre .  Como se indicó anteriormente, hay ingredientes bastante estándar que constituyen la base para cualquier vino caliente.

Aquí te proponemos una receta de vino caliente aunque los ingredientes y las proporciones que agregues de cada uno solo se limita a tu imaginación y, por supuesto, a la palatabilidad, ¡no quieres crear un vino caliente que no tenga buen sabor!

Ingredientes:

  • 1 botella de vino tinto
  • Azúcar o miel al gusto
  • 2 hojas de laurel
  • Semillas de cardamomo
  • Anís estrellado (semillas de hinojo)
  • 2 ramas de canela
  • 1 pizca de nuez moscada
  • Piel de limón
  • 1 naranja con clavos
  • Licor (opcional)

Preparación:

Introduce todos los ingredientes en una olla (mejor si no es de aluminio) y calienta a fuego lento unos 20 minutos para infundir los aromas y sabor de las especias agregadas y mantener el alcohol sin que se evapore (se recomienda no superar los 60-70ºC). Colar y  servir. Esta bebida se deja acompañar bien con dulces y frutos secos como almendras.

Consejos finales

En cuanto al vino a elegir no tienes por que irte a una botella cara; la mayoría de los que hacen su propio vino caliente sugerirán a cualquiera que esté interesado en comenzar con su primer lote que use una botella barata, ya que estarás agregando muchos otros sabores. Recuerda que la razón original del vino caliente era enmascarar los sabores del vino en mal estado para que las recetas originales no usaran vino de alta calidad. Mejor vinos jóvenes, afrutados y ligeros, evitando los crianza y envejecidos en roble.

Si consideras que la idea de combinar todo tipo de cosas junto con el vino es un poco desalentadora y no quieres preocuparse por hacer un lote que sea realmente horrible, puedes probar las pequeñas bolsitas o botellas de jarabes de vino caliente que están disponibles en vinotecas y tiendas minoristas. Usarlas es bastante simple y eliminan las conjeturas, pero aún así proporcionan un vino caliente fantástico para disfrutar con amigos y familiares durante las vacaciones o simplemente mientras te acurrucas con una persona especial en una fría noche de invierno.