temperatura vino

¿A qué temperatura se debe beber el vino?

Es una pregunta que nos hacemos a menudo si eres un aficionado al vino o simplemente quieres disfrutar de todas las cualidades del vino. Debes recordar que la temperatura de uso es muy importante. En muchos casos, cometemos errores por el “hábito” de beber vino a “temperatura ambiente”. Este término se utilizó en los castillos franceses hace siglos para referirse a la temperatura del hogar en esa época, cuando no había calefacción y los edificios estaban mucho más fríos que hoy. La temperatura ambiente puede rondar los 16 grados, un nivel aceptable para algunos tipos de vino, pero es completamente diferente de los aproximadamente 22 o 23 grados que se registran en cualquier casa en la actualidad.

Temperatura de los vinos espumosos (Champagne, Cava, Prosecco, Cremant,etc.)

Entre 6 y 9 ºc: Los vinos espumosos se suelen servir fríos, pero no demasiado. En general, cuanto más complejo sea el vino, más templado debería servirse.

Temperatura del vino blanco

Joven y de cuerpo ligero, entre 7 y 10 ºc: una temperatura más alta destacaría el alcohol y una excesivamente baja resaltaría por el contrario su acidez, enmascarando su personalidad. Ej: Sauvignon Blanc, Pinot Grigio/Gris, Muscadet, Albariño, Fino.
Con crianza y más complejos, entre 10 y 12ºc: con esta temperatura conseguimos que los aromas complejos del roble no se pierdan, preservando así su aroma y frutosidad. Ej: Blancos de Borgoña, Chardonnays con madera, Riojas blancos con crianza.

Temperatura del vino rosado

Entre 10 y 12 ºc: los rosados suelen seguir reglas similares a los vinos blancos según su ligereza, a menor temperatura pueden perder sus matices mientras que a mayor temperatura aumenta su acidez.

Temperatura del vino tinto

Jóvenes y de cuerpo ligero, entre 13 y 15 ºc: con esta temperatura respetamos el carácter de los tintos jóvenes más ligeros, potenciando toda su frescura y aromas florales. Ej: Garnacha, Pinot Noir, Zinfandel, Tintos de Borgoña.
Con crianza y de cuerpo medio, entre 15 y 18 ºc: el leve aumento de la temperatura, respecto a un tinto joven, nos asegura obtener un vino con mayor cuerpo y taninos más intensos sin potenciar el alcohol en el paladar. Ej: Tintos de Burdeos, Rioja, Cabernet Sauvignon, Chianti, Merlot, Syrah, Malbec entre otros.

 

 

Cónoce las ventajas de las copas irrompibles de Tritán

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

📦 ENTREGA 24/48H 📦 QUIERO
+ +
0